Quiropráctica

Es una ciencia, arte y filosofía. Se basa en la relación íntima existente entre la columna vertebral y el sistema nervioso, así como en la biomecánica y el movimiento del animal. Cuando en cualquier articulación de la columna vertebral o de las extremidades, se produce una disminución o falta de movimiento dentro de su rango fisiológico, nos encontramos frente a una subluxación. Dicha subluxación no permite el correcto fluir de la información nerviosa, de esta manera, ajustando a la articulación afectada, restableceremos su movilidad normal y estaremos ayudando a que el sistema nervioso pueda recuperar óptimamente su funcionalidad aliviando el dolor y la tensión corporal, mejorando la coordinación, propiocepción y rendimiento del animal.

Las subluxaciones pueden estar causada por traumas, mala conformación, parto, actividad diaria, transporte, falta de ejercicio, obesidad, alteraciones en la cavidad oral, manipulaciones, procedimientos médicos, enfermedades…  sin que se presente correlación alguna entre los hallazgos radiológicos (no tiene porque evidenciarse alteraciones estructurales) y los síntomas clínicos que padezca el animal.

El ajuste quiropráctico es un impulso específico realizado con las manos desde un punto concreto del cuerpo del quiropráctico hacia otro punto concreto del animal a tratar, a una velocidad elevada y siguiendo una línea de corrección muy específica para lograr un input neurológico y biomecánico para esa articulación, y así reestabilizar su correcta posición y situación neurológica.