Aromaterapia

Es el uso terapéutico de aceites esenciales volátiles, que interactúan directamente con el cerebro y el sistema límbico obteniéndose una respuesta fisiológica o psicológica.
Estos aceites esenciales son de origen natural, puesto que se extraen de diferentes partes de hierbas, plantas y árboles. Se absorben a través de la mucosa nasal y de la piel, por tanto las vías de aplicación de estos aceites es la difusión, nebulización y su aplicación tópica. Generalmente se usan en difusores para que pasen directamente por el órgano olfatorio de nuestras mascotas y se produzca el efecto deseado.

Estas esencias tienen múltiples beneficios para nuestras mascotas y como en otras terapias, su uso debe ser prescrito y dirigido por un especialista debido a la existencia de ciertos aceites que podrían resultar tóxicos si son ingeridos por el animal (al lamerse y limpiarse).

La aromaterapia se utiliza para muchos síntomas y patologías. En las mascotas se utiliza principalmente para tranquilizar, aliviar el estrés y vigorizar el cuerpo. Los aceites esenciales pueden afectar el estado de ánimo, aliviar la fatiga, reducir la ansiedad y promover la relajación.
Así por ejemplo, la Lavanda es, relajante, antiinflamatoria, analgésica, antiséptica y cicatrizante. Posee propiedades calmantes, antisépticas y analgésicas. También ayuda en casos de dolor de cabeza, insomnio, estrés, depresión, nauseas, dolores musculares y de la menstruación.